El Televidente | Segunda Parte: Vampiros, ¿Qué se nos viene a la mente cuando nos dicen esa palabra?

SHARE:

El Televidente | Segunda Parte: Vampiros, ¿Qué se nos viene a la mente cuando nos dicen esa palabra?
Vuelve Gomorra a MAX con una nueva temporada
Paramount Channel estrena la miniserie Doctor Thorne
MTV Acapulco Shore estrena su cuarta temporada

vampiros 2

Antes de continuar, leer la Parte 1.

A pesar de la creencia general que existe sobre que TVD es una copia del fenómeno Crepúsculo, sería bueno aclarar que los libros de esta saga se empezaron a publicar en el año 1991, dejando así como imposible el que esta saga sea una versión barata de los lamentablemente no tan buenos libros y películas de Crepúsculo. Esta serie también aborda la temática del vampiro atrapado en el cuerpo de un adolescente que se enamora de una humana, además de la existencia de otras criaturas como brujas y hombres lobos. Puede sonar a que es más de lo mismo en el mundo de los vampiros pero en lo particular a esta serie le abono un triángulo amoroso vampírico y un derrame de sangre en la mayoría de los capítulos, así como una actuación interesante del actor y filántropo Ian Somerhalder (Conocido de los fanáticos de las series por su papel en Lost), quien encarna al vampiro rebelde y sexy llamado Damon Salvatore.

Por último, está la tan amada como odiada saga Crepúsculo. Publicado en el año 2005, este libro y su autora Stephenie Meyer consiguieron enamorar a un número elevado de adolescentes de todo el mundo, amparándose en el protagonista Edward Cullen. Cullen se aleja totalmente de la noción de vampiro preexistente. Más bien parece el caballero de dorada armadura voluble y sobreprotector que muchas mujeres parecen querer en sus sueños más locos y románticos. Este joven vampiro se enamora de la poco seductora e insípida Bella Swan, abriendo un mundo totalmente nuevo a sus ojos. Sin embargo, este vampiro y toda su familia vampira han renunciado a la sangre humana, dándoles la idea al mundo de un nuevo vampiro pacífico y “vegetariano”. Las películas, existentes desde el 2008, atacaron este libro de una manera escandalosa. Tras casi dos años de espera después del anuncio de su realización, se estrenó con la actuación de Krister Stewart y Robert Pattinson como Edward y Bella, la cual enamoró a miles de niñas con las hormonas alborotadas pero a la vez hizo que medio mundo y un par de las fans de los libros los detestaran con todas sus fuerzas.

A modo crítico particular y respetando las opiniones de los posibles lectores de este texto, puedo decir con total confianza que las películas me decepcionaron lo suficiente como para no querer saber nada más de los libros. La actuación de Pattinson no me parece la más adecuada para ese papel, pues más que un caballero perfecto parece un joven con serios trastornos, además de parecer cualquier cosa menos un vampiro. También la interpretación de Stewart me deja qué desear ya que me parece que su rango expresivo está más al nivel de una piedra que al de un buen actor.

Honestamente, estoy cansado de los vampiros jóvenes y extremadamente buena gente que dejan atrás toda su esencia de asesinos sanguinarios. Quiero ver una actitud más cruel en ellos, un regreso al carácter del vampiro de Europa del Este pero adaptado a la sociedad moderna. Quiero verlos alimentarse y matar humanos, no alimentándose de cualquier ardilla o ciervo que se les atraviese en el camino. Deseo poder volver a temerlos y a respetarlos como hacía antes cualquier fan de los vampiros, no reírme de lo ridículos que pueden llegar a verse en su papel de vampiros románticos, adolescentes y benévolos. ¿Será mucho pedir?